emotional+intelligence

El IQ (Intelligence quotient o Cociente de inteligencia) mide el consciente intelectual mientras que el EQ se refiere a la inteligencia emocional que es básicamente el control de emociones. Si bien se considera que el IQ determina su desempeño individual, el EQ también determina el desempeño individual y del grupo al que pertenece y afecta.

Es por eso que las nuevas tendencias de medición para escoger empleados están pasando de la típica entrevista y referencias a mediciones de EQ y personalidad con el fin de predecir ambientes más productivos. Por lo que las herramientas de Big Data, análisis de Social Media y Perfiles Digitales se están volviendo muy populares y son el futuro gran negocio en la rama de los Recursos Humanos.

Que el EQ sea alto entre los miembros de un equipo permite que no existan tantos problemas y que no se vea afectada la confianza entre los miembros del equipo. Un EQ Colectivo alto ayuda a tener mejores relaciones y confianza y por tanto comunicación eficaz y eficiente.

La confianza es la goma de todo equipo u organización. Una vez que se ve afectada se empieza de disolver la relación. Para generar confianza es necesario  conocer cuales son las cosas importantes para nuestra gente y asegurarse de  demostrar que son consideradas y respetadas, aunque no sean compartidas. Por eso la recomendación de aprovechar las diferencias, escuchar atentamente y preocuparse por el equipo. Es para generar confianza.

Una persona feliz es más productiva. Y una de las formas para mantenerla feliz, como nos indica la Psicología Positiva de Martin E.P. Seligman, es asegurar que tenga relaciones positivas. Recordemos que somos animales sociales.

Cuando existen relaciones negativas existen mucho más problemas que son distractores de la producción. Se gasta el tiempo en la defensa de egos, chismes y reclamos en lugar lugar de encontrar las soluciones a los problemas presentes y inclusive retrasando otras tareas.

Un  clima organizacional positivo que incluso lleva a abrazos y felicidades genera en los individuos la hormona Oxytocin que estimula el sentido de afecto, lealtad, adhesión, etc. Conocida como la hormona del amor o de conexión social. Asegurando que el equipo se ve identificado con la empresa. Además, en estos ambientes se genera Seretonina que estimula la confianza, Adrenalina que da energía y Dopamina que estimula la motivación y sentimientos de alegría. Químicos que se encuentran detrás de la felicidad y la energía para ser productivos. A diferencia de la ansiedad, frustración y enojo que bloquean las partes de razonamiento del cerebro.

Las recomendaciones de aprovechar las diferencias, escuchar mejor y preocuparse realmente por otros son base para generar confianza. Permitiendo a los miembros del equipo a complementarse hacia metas comunes.

Una forma de lograr un clima emocional más homogéneo es asegurar que todo el equipo tenga por importante la misma cosa. Es por eso que las metas claras y trasparentes de la compañía, con métricas y beneficios bien definidas ayudan a crear equipo y confianza.

Si la inteligencia emocional es el control de emociones. Como jefes debemos saber controlar nuestras emociones y las consecuencias de los actos propios y del equipo sobre el clima emocional de la empresa.

El “divide a tu enemigo y vencerás” nos debe hacer recordar que en la unión está la fuerza y que el trabajo en equipo debe ser protegido y nutrido.

Deje un comentario

XHTML: Puede usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>